martes, 26 de marzo de 2019

¿Qué son las paperas o parotiditis?


Las paperas (parotiditis infecciosa) es una enfermedad infecciosa vírica que provoca un aumento de tamaño de las glándulas que producen la saliva, sobre todo las glándulas parótidas. Estas glándulas se encuentran en la parte más lateral de las mejillas, por debajo y por delante de las orejas.

La infección se transmite fundamentalmente por la saliva, al toser, y por las secreciones nasales. Desde que existe la vacuna de las paperas, esta infección es mucho menos frecuente. Sin embargo, la vacuna no protege en el 100% de los casos, por lo que es posible presentar paperas a pesar de haber sido vacunado. Te invitamos a visitar el sitio web paraque-es.com

Las glándulas salivales


Las glándulas salivales son las primeras en ser infectadas por el virus, pero posteriormente pueden ser afectados otros órganos y dar lugar a diferentes complicaciones. Entre ellas destacan la infección del cerebro y sus cubiertas llamada meningoencefalitis y la infección de los testículos (orquitis) que, en algunos casos, puede disminuir la fertilidad.

En ocasiones se puede afectar al nervio de uno de los oídos produciendo pérdida parcial o total de la audición de ese lado.

El periodo de incubación dura entre 2 y 3 semanas. Los primeros síntomas suelen ser fiebre, dolor de cabeza y dolores musculares, seguidos del aumento de tamaño de las glándulas parótidas, que al mismo tiempo duelen.

Aunque habitualmente se afectan los dos lados, no es extraño que solo esté hinchada una de las mejillas. La comida y la bebida pueden aumentar el dolor. La hinchazón empieza a disminuir a los pocos días y suele haber desaparecido al cabo de una semana. Hasta un tercio de las personas infectadas por el virus de las paperas pueden no manifestar síntomas.

El periodo de contagio


El periodo de contagio se inicia aproximadamente un día antes de que empiece la hinchazón y el paciente es especialmente contagioso durante los siguientes 3-4 días y poco a poco disminuye este riesgo a medida que disminuye la hinchazón característica en la cara.

Cuando la infección afecta a los testículos en los niños, los síntomas suelen aparecer una semana después de la hinchazón de las mejillas. Además de la fiebre, los testículos aumentan de tamaño y son dolorosos.

En 7 de cada 10 casos solo se afecta uno de ellos y los síntomas duran unos 4 días. Aunque la fertilidad puede quedar disminuida como consecuencia de la infección, la infertilidad absoluta es muy poco frecuente. Al igual que ocurre con otras infecciones víricas, los antibióticos no sirven para tratar la infección.

Se pueden administrar medicamentos para disminuir la fiebre y calmar el dolor. La aplicación de compresas frías sobre las mejillas también suele aliviar el dolor y deben recomendarse alimentos fáciles de masticar y evitar los líquidos que pueden aumentar el dolor como los cítricos.